lunes, 3 de marzo de 2008

Bernini vs Borromini

BORROMINI vs BERNINI

Dos colosos de la arquitectura. Dos figuras geniales. La arquitectura después de ellos ya no volvió a ser la misma... pero también una enemistad eterna, un odio sin límite: el maestro, Bernini siente la fuerza volcánica del aprendiz, Borromini. La admiración entre ambos se transforma en rivalidad, primero, y en desprecio y odio después.

Bernini se convirtió en el preferido de los Papas, protegido por los Barberini y, en concreto, por Urbano VIII pudo desarrollar todo un programa artístico complejo con todos los medios a su alcance. Jóven, hombre de mundo, exitoso, llamado por Luis XIV para diseñar Versalles, su estilo es más académico y clasicista.
La llegada de Inocencio X -inmortalizado de forma genial por Velázquez- al solio papal en 1644 supone el ascenso de la estrella de Borromini y la caída de su maestro. Apenas pudo disfrutar de su bonanza cuando un nuevo Papa -Alejandro VI- repuso a Bernini como maestro de obras del Vaticano. Su venganza fue terrible. Borromini terminó su vida rematando antiguas obras, mendigando, sólo, abandonado... depresivo, sintiéndose perseguido y despreciado, finalmente se suicidó.

Soy declaradamente Borrominiano desde aquel día -hace ahora 25 años- en que ví en Roma San Carlo alle Quattro fontane y San't Ivo alla Sapienzia. ¡Cuánta genialidad arquitectónica concentrada en tan poco espacio!. Imaginativo, rompedor, provocador en las formas, profundamente religioso supo darle a sus obras ese punto que buscaba la Contrarreforma.

Borromini se ofreció en cuerpo y alma a la arquitectura -"¡Yo no he venido al mundo a copiar las columnas del Coiseo!!", llegó a decir-. Bernini, humanista total fue elogiado tanto como arquitecto como escultor.

Os propongo un juego... Os ofrezco imagenes de obras de ambos genios. Decidme cuál es de cada quién pero decidme también donde está la novedad arquitectónica que hizo de estos hombres inigualable ejemplo para los arquitectos del siglo XVII y XVIII.









Responde ordenando de izquierda a derecha y de arriba a abajo.
Venga, venga...

6 comentarios:

noelia dijo...

ff

Débora dijo...

Primera fila: 1) Es la columnata y la plaza de San Pedro (1506-1626). Realizada por Bernini y característica por la forma ovalada de la plaza, y por las estatuas que están encima de la fachada de la basílica y por toda la columnata. También construyó 2 torres una a cada lado de la fachada, pero por la inestabilidad del subsuelo, quedaron como extensiones de la fachada.

2) Es la fachada de San Andrés de Quirinal (1658-1670) de Bernini. Su planta tiene forma ovalada, a la que se le añade el pórtico curvo de la entrada, con lo que consigue una apariencia frontal. Su decoración también fue diseñada por Bernini.

3) Es la fachada de San Carlo alle Quattro Fontane (1665-1667) de Borromini. Crea contrastes con formas geométricas, su cúpula es oval. Esta iglesia destaca por el alto grado de conocimientos matemáticos y arquitectónicos empleados por Borromini.

4) Es la Scala Regia (1663-1666) de Bernini. Aquí se centra principalmente en la perspectiva más que en la arquitectura. El espacio en que se sitúa es poco profundo y estrecho y pretende crear una de mayor amplitud. La bóveda es perpendicular a la rampa y los intercolumnios se acortan a medida que nos acercamos al fondo, creando una mayor sensación de profundidad. Otro factor de disolución espacial son los tragaluces en mitad de la escalera.

5) Es la iglesia de San Ivo Sapiencia (1642-1660) de Borromini. Su peculiaridad recae en la cúpula en espiral que crea un efecto óptico de profundidad, sobre la que reposa una linterna de medidas mínimas. La fachada es un plano continuo de sucesiones de secciones cóncavas y convexas.

6) Es el baldaquino de San Pedro (1624) de Bernini. Es todo de bronce, combinando elementos escultóricos con arquitectónicos. Las columnas son en espiral, como salomónicas. El conjunto se halla coronado por cuatro cornapuntas, las columnas están decoradas por pámpanos de vid, referencia a la eucaristía, en los cuales liban abejas, en alusión al escudo de los Barberini.

Segunda fila: 7) Es la fachada del Oratorio San Felipe Neri (1637) de Borromini. La fachada se encuentra curvada, siendo cóncava, dando una sensación de dinamismo. Otras novedades como los caprichos en los remates de las ventanas. Sin embargo también utiliza los órdenes, como las pilastras gigantes. El orden usado en el piso inferior es caprichoso y borrominiano, mientras que el utilizado en el superior es más clásico. Estos dan cierta variedad al muro. En el piso inferior una convexidad destaca en la parte central, sosteniendo un balcón cóncavo en el piso superior. Los tres tramos centrales se encuentran destacados por un frontón miscilíneo.

8) Son las iglesias gemelas: Santa Maria in Montesanto (1679) y Santa Maria dei Miracoli (1681); en la Piazza del Popolo, la Plaza del Pueblo en castellano. Fueron empezadas por Carlo Rinaldi y completadas por Bernini y Carlo Fontana y delimitan el cruce de las calles. Las iglesias debían ser dos construcciones simétricas, pero el espacio disponible al lado izquierdo era menor. Rainaldi resolvió el problema dotando a S.Maria dei Miracoli (a la derecha) de una cúpula circular y a S.Maria in Montesanto (a izquierda) de una oval, aplastándola hábilmente en el espacio disponible. Sus campanarios son distintos, también sus linternas y las esculturas de la balaustrada de la primera son de Bernini. Por dentro todo es diferente también, la decoración, los materiales, la forma del interior de la cúpula... incluso la percepción del espacio resulta diferente.

9) Es la fachada del palacio Pamphili (1645-1650) de Borromini. El Palazzo Doria Pamphili, uno de los más importantes palacios entre aquellos que se asoman a la antigua vía Lata (ahora vía del Corso), debe su apariencia actual al resultado de la actuación durante cuatro siglos. El edificio original data de 1435 y se agrandó por primera vez para el cardenal Pietro Aldobrandini durante el siglo XVI, pero fue definitivamente completado para la familia Pamphili en 1659 con la adición de las alas, que dan a la vía Lata y vía della Gatta, atribuidas a Antonio del Grande. La fachada en la vía Lata fue diseñada por Gabriele Valvassori (1731-34) con una sucesión de ventanas. La decoración según el estilo de Borromini, la distribución de sus portales en las alas laterales, representa una de las más importantes muestras de arquitectura de principios del siglo XVIII en Roma. La Galería Doria Pamphili contiene actualmente una importante colección de pinturas reunidas por la familia, que como otras familias nobles romanas aún posee el palacio.

10) Es la fachada y la cúpula de la iglesia de Santa Inés en Roma (1653-1657) de Borromini. Esta iglesia la empezaron los Rainaldi que plantearon una fachada que se proyectaba hacia delante. La idea no agradó al ayuntamiento y encargaron a Borromini que se hiciera cargo de las obras. Borromini colocó la fachada más al fondo de la plaza y la diseñó en un plano cóncavo, con dos torres en los extremos permitiendo unir la cúpula con la fachada. Entre 1652 y 1670 una sucesión de arquitectos se esforzaron por darle satisfacción: Girolamo y Carlo Rainaldi, Borromini, Bernini y Pietro da Cortona, cada uno modificando los planos de su predecesor. A pesar de todo, la fachada cóncava, la cúpula y los dos campanarios poseen una considerable unidad dinámica, siendo la mayor parte del trabajo de Borromini. Movimiento y unidad son también rasgos estéticos primarios del interior. De hecho, aunque la cruz griega diseñada por Girolamo Rainaldi fue conservada, la estructura de la iglesia es típica de Borromini.

Javier Jiménez-Ridruejo (artecom) dijo...

Excelente, Debora, excelente. Una gran nota te llevas. Quizás la que esté peor en el analisis sea el palacio Pamphili. Pero es menor, lo demás está muy bien.

Francisco Javier García Bueso dijo...

Este comentario es para felicitar al profesor Javier Jiménez-Ridruejo y a los alumnos y profesores del IES Alagón de Coria, que editan y participan en este extraordinario blog que acabo de descubrir. Es un ejemplo de la buena utilidad de las tecnologías en la educación. Está muy trabajado,es ameno, muy completo y atractivo. He comenzado recientemente un blog personal y acabo de escribir una entrada dedicada a Coria. Os invito a visitarme en: www.fjgbueso.com

Saludos y enhorabuena.

Francisco Javier García Bueso

Javier Jiménez-Ridruejo (artecom) dijo...

Gracias Fco. Javier. Estaremos atentos a tu blog para incluirlo entre nuestra documentación. Animo con esta duras tarea.

Citaremos tu entrada....

Un abrazo

* .MaRy. * dijo...

* Las 6 imágenes de arriba son:
1.- la columnata de San Pedro (1506-1626). Realizada por Gian Lorenzo Bernini. Su novedad arquitectonica es la forma ovalada de la plaza que Toma como eje el centro de la basílica y traza dos brazos rectos que se van cerrando, convergiendo hacia el eje, hasta que se abren en un enorme espacio elíptico, delimitado por una columnata de dos brazos que no llega a cerrarse en el extremo opuesto a la fachada de la basílica…

2.- la fachada de SANT’ANDREA AL QUIRINALE (San Andrés de Quirinal) (1658-1670). Realizada por Gian Lorenzo Bernini. La planta es oval, a la que se le añade el pórtico curvo de la entrada, consiguiendo una referencia de frontalidad. La decoración en estuco fue diseñada por Bernini. La planta está decorada con mármol rosa que transmite mucha tranquilidad, el techo es de oro, el altar queda muy cerca de la entrada y sobre él se ve como San Andrés asciende a los cielos.

3.- la fachada de San Carlo alle Quattro Fontane (también llamada San Carlino) construida entre 1638 y 1641. Realizada por Francesco Borromini. Borrromini Fue un maestro en manipular los espacios pequeños. La fachada tiene elegantes curvas y sus ventanas cóncavas y convexas le dan un ritmo cambiante, presenta una libre agregación de espacios diversos, ya que junto con la iglesia se construyó el convento, creando un conjunto de correlaciones y contrastes en cuanto a formas geométricas, siendo el claustro del convento rectangular, mientras la iglesia presenta forma elipsoidal. La iglesia presenta una cúpula oval. San Carlo alle Quattro Fontane destaca por el alto grado de conocimientos matemáticos y arquitectónicos empleados por Borromini.

4.- la Scala Regia (1663-1666) Realizada por Gian Lorenzo Bernini. Bernini realiza una labor principalmente perspectiva, pero también dramática y escultórica, se trabaja mas el diseño perspectivo que la arquitectura. El espacio en que se sitúa es poco profundo y estrecho y pretende crear una de mayor amplitud. La bóveda es perpendicular a la rampa y los intercolumnios se acortan a medida que nos acercamos al fondo, creando una mayor sensación de profundidad. Otro factor de disolución espacial son los tragaluces en mitad de la escalera. El problema espacial es resuelto de una manera similar a la utilizada por Borromini, pero los detalles clásicos diferencian a Bernini mucho de este autor.
5.- la iglesia de Sant'Ivo alla Sapienza (1640-1650) Realizada por Francesco Borromini. El interior presenta una nave de inusual planta centralizada, en la que se alternan cornisas cóncavas y convexas, ascendiendo a una cúpula decorada con una matriz lineal de estrellas y puttis. La estructura muestra un esquema de estrella de seis puntas. Desde el centro del piso las cornisas asemejan dos triángulos equiláteros que forman un hexágono, aunque tres de las puntas tienen forma de trébol, mientras que las restantes terminan en concavidades. La fachada es un plano continuo de sucesiones de secciones cóncavas y convexas. Su cúpula es en forma de espiral y se le sobrepone una corona de llamas.

6.- el baldaquino de San Pedro (1624-1623) Realizada por Gian Lorenzo Bernini. El baldaquino se encuentra realizado completamente en bronce sobredorado, combinando elementos escultóricos y arquitectónicos. utiliza columnas salomónicas tratando de crear un espacio más acorde al espectador. El uso del orden salomónico es un tanto arbitrario, usando en las columnas un canon similar al corintio y con un dado de entablamento sobre ellos, estando unidos estos por guardamalletas imitando decoración textil. El conjunto se halla coronado por cuatro cornapuntas, las columnas están decoradas por pámpanos de vid, que hacen referencia a la eucaristía, en los cuales liban abejas, en alusión al escudo de los Barberini.

* las 4 imágenes de abajo son:
1.- la fachada del Oratorio San Felipe de Neri (Oratorio dei Fillipini) (1721-1752) Realizada por Francesco Borromini. fachada alabeada cóncava que da sensación de dinamismo, esta rematada con un frontón mixtilíneo. El orden usado en el piso inferior es caprichoso, mientras que el utilizado en el superior es más clásico. En el piso inferior una convexidad destaca en la parte central, sosteniendo un balcón cóncavo en el piso superior. Los tres tramos centrales se encuentran destacados por un frontón mistilíneo. Dentro del oratorio el espacio se articula mediante semicolumnas y un complejo ritmo de pilastras. El interior tiene una caprichosa cúpula nervada, inspirada en el arte gótico

2.- la iglesia de Santa María dei Miracoli(1681) e Santa María in Montesanto(1679) Las dos iglesias gemelas situadas en el lado Sur de la Piazza del Popolo, fueron proyectadas por Carlo Rainaldi, quien demostró poder competir con los dos maestros del barroco Bernini y Borromini. Aunque las dos iglesias parecen iguales a la vista, no lo son. El genio del arquitecto logró salvar la diferencia de tamaño dotando a una de ellas con una cúpula ovalada que engaña al ojo para parecer circular e igual ala de su gemela. Sus campanarios son distintos, también sus linternas y las esculturas de la balaustrada de la primera son de Bernini. Por dentro todo es diferente también, la decoración, los materiales, la forma del interior de la cúpula... incluso la percepción del espacio resulta diferente.

3.- la fachada del Palazzo Doria Pamphili (palacio Pamphili) (1645-1650) Realizada por Francesco Borromini. los doria-pamphili son la antigua familia aristocratica que reside en el palacio, muestra una fachada rococo, que va hacia la vía del corso, muestra tambien la evolucion del barroco hacia el mencionado decorativismo rococo. el edificio ocupa una manzana y cuenta con un bello patio cuadrado, decorado con columnas jonicas.

4.- la fachada y cúpula de la iglesia de Santa Inés (1653-1666) Realizada por Francesco Borromini. La fachada, el campanario y la cúpula, presenta una conjunción de formas cóncavas y convexas, baldaquines, ventanas, columnas y pilastras. El interior muestra la misma sensación de movimiento y a la vez de unidad. Esta iglesia la empezaron los Rainaldi que plantearon una fachada que se proyectaba hacia delante. La idea no agradó al ayuntamiento y encargaron a Borromini que se hiciera cargo de las obras. Borromini colocó la fachada más al fondo de la plaza y la diseñó en un plano cóncavo, con dos torres en los extremos permitiendo unir la cúpula con la fachada...

How do you say in English...?

Related Posts with Thumbnails