lunes, 24 de marzo de 2008

Los Grandes olvidados de la Selectividad (y II)



Esta comisión de coordinación de las pruebas de Selectividad, ¡ Qué cabeza tienen!... Plantean como obra para las pruebas de acceso a la Universidad la Trinidad de Masaccio, en Santa María Novella. Pero,... ¿ y la Capilla Brancacci?. Pocos lugares concitan tal cantidad de transformaciones artísticas como este lugar pintado por Masaccio. Bueno, quizás la Capilla Scrovegni del Giotto que ya conocéis; la capilla Sixtina de Miguel Angel Buonarotti; la capilla Cerasi de Caravaggio, en Santa Maria del Popolo; la Quinta del Sordo de Goya y sus pinturas negras o Giverny, Monet y sus ninfeas. Cada lugar es un peldaño en la historia del arte.

Inquieto y genial, MASACCIO pasaba de niño las horas muertas copiando en la Santa Croce los frescos del Giotto y de adolescente siguiendo a Brunelleschi y Donatello en sus paseos interninables por Florencia. Con veintitres años realizó los frescos de la Capilla Brancacci, obra clave para entender el Renacimiento y el quattrocento.

Os planteo un ejercicio, fácil y asequible.
¿ Queréis comentar "El tributo de la Moneda", hacer un análisis formal exhaustivo?.
Aquí sí que se reparten puntos a los primeros comentaristas...



5 comentarios:

* .MaRy. * dijo...

CLASIFICACIÓN

- Es un fresco sobre muro, la pintura que vemos es “El tributo de la moneda" de Masaccio, primera generacion (1425) se encuentra en la capilla Brancace en la iglesia del Carmine (Florencia)…es del estilo renacentista y pertenece al quatrocento italiano..

ANÁLISIS FORMAL
- Está realizado sobre muro utilizando el material tradicional. La técnica que utiliza es la pintura al fresco que consiste en la aplicación de colores disueltos en agua sobre la pared recién revocada.
- El tema es religioso, representa uno de los episodios de la vida de Cristo narrado por San Mateo, en el que se cuenta el milagro producido cuando el recaudador de impuestos exigió a Jesús el pago del impuesto de la alcabala y, éste ordenó al apóstol Pedro que sacase la moneda del agua, del vientre de un pez (expresando que la riqueza del estado se busca en el mar), Masaccio narra en el mismo fresco las tres escenas del milagro, sintetizadas en una sola representación. En el centro vemos a Cristo rodeado por sus discípulos y al recaudador de impuestos (es la figura de espaldas), cuando Jesús ordena a Pedro pescar el pez y extraerle la moneda. A la izquierda, se observa el milagro propiamente dicho, pues vemos a Pedro arrodillado extrayéndola junto a un río pintado con gran sencillez. A la derecha del grupo principal, sobre un fondo arquitectónico, se ve a Pedro entregando la moneda al recaudador. Las diferentes escenas aparecen unidas mediante los gestos, Cristo señala el lugar donde Pedro hará el milagro, mientras el recaudador y las miradas de los apóstoles señalan al otro lado
- Las figuras aparecen pintadas con líneas suaves y presentan una gran naturalidad que las aleja de la rigidez medieval. Frente al preciosismo de otras escuelas y pintores (pensemos en “El matrimonio Arnolfini” de Van Eyck, por ejemplo), Masaccio opta por las soluciones sencillas, austeras e incluso angulares que de nuevo nos vuelven a remitir a Giotto, en un intento por recrear fórmulas clásicas.
- El color se aplica para alcanzar una gradación en relación con las leyes perspectivas del espacio tridimensional. se pude ver que se produce un contraste entre el fondo de colores apagados y las figuras, cuyas túnicas brillantes las hacen destacar aún más. Los colores aparecen matizados por la luz, consiguiendo la sensación de volumen mediante un modelado estatuario, con efecto de tridimensionalidad, pareciendo figuras muy corpóreas. Crea vacíos entre la figuración que nos dirigen la vista hacia el fondo y alejan el paisaje, mientras que el uso de colores cálidos en las figuras nos las acercan.
- Es una luz generalmente en el quatrocento difusa, es un ambiente que genera pocas sombras. La luz inunda la composición, resaltando los colores empleados -que también sirven para dar efecto de perspectiva a la obra colocando los más cálidos en primer plano y los más fríos al fondo- y el efecto volumétrico de los personajes, interesándose Masaccio por la anatomía, como se observa en las piernas del recaudador mientras que los apóstoles ocultan sus cuerpos bajo pesadas túnicas. El foco incide lateralmente lo podemos ver en los ropajes de Pedro y el recaudador de impuestos situados a la derecha de Cristo un poco mas alejados. La luz juega un papel fundamental en generar volumen en las figuras. En la escena hay bastante claridad.
- Crea profundidad, al situar a los personajes delante de la casase, y del paisaje que a medida de que se aleja se ve mas pequeño, marcando asi la profundidad, tambien lo consigue con las personas de espaldas.
- Los personajes aparecen envueltos en sencillas vestiduras y sorprenden por su sensación de volumen que les dota de una fuerza extraordinaria. Si a esta fuerza volumétrica les unimos los gestos grandiosos que en forma teatral muestran los personajes, el resultado es majestuoso. El autor genera entre los personajes comunicacón entre ellos. Y parece que hay una línea unidas por sus manos que nos lleva la mirada justa a la orilla donde está sacando Pedro unos peces. Todos los personajes están estáticos al no representar ninguna acción de desplazarse. Las dos personas de la derecha al estrecharse la mano parece que están cerrando el trato mientras que en el centro Cristo le dice que dentro de un pez estará la moneda que está buscando para pagarle al cobrador.
- Toda la composición aparece enmarcada en un fondo de montañas esquemáticas con algunos árboles, de clara influencia del pintor florentino del Trecento, Giotto, considerado uno de los precursores del Renacimiento. Consigue dominar la inserción de las figuras en el fondo, colocando árboles cada vez más pequeños creando distintos planos. Por el contrario, el escorzo arquitectónico se acerca al espectador. El contraste paisaje-arquitectura hace que la escena se amplíe. Las cuestiones compositivas están resueltas siguiendo los dictados matemáticos de la perspectiva que había enunciado Brunelleschi, lo que resultó ser totalmente revolucionario para el mundo de la pintura.

Marta Martín dijo...

La técnica utilizada es el fresco sobre muro que consiste en la aplicacion de colores disueltos en agua sobre la pared. Se titula "El Tributo de la moneda" y la realizó Masaccio en el año 1424-1428. Pertenece al estilo del renacimiento italiano,concretamente
al quattrocento. Esta obra pertenece al conjunto pictórico que adorna la capilla de la familia Brancacci en la florentina iglesia del Cármine.
Pintura realizada al fresco sobre muro, el cual hay que prepararlo previamente. De temática religiosa, en la que se describe la escena narrada en un pasaje del Evangelio de Mateo al ser solicitado a Jesús y sus discípulos en Cafarnaúm el pago del tributo para el templo, éste ordena a Pedro que pesque un pez, en el cual encontrará la moneda del tributo.
En el centro contemplamos al recaudador solicitando el tributo a Cristo y éste indicando a Pedro que en el agua encontrará el dinero; en el fondo, a la izquierda, observamos a san Pedro sacando una moneda de la boca de un pez; y en la derecha el pago del tributo ante una construcción. Consigue dominar la inserción de las figuras en el fondo, colocando árboles cada vez más pequeños creando distintos planos y por otro lado, el escorzo arquitectónico se acerca al espectador.
La línea tiene un papel fundamental en esta obra ya que crea los contornos de las figuras, tienen un contorno lineal. Son líneas suaves y presentan una gran naturalidad. Los personajes sorprenden por su sensación de volumen que les dota de una fuerza extraordinaria. En cuanto al colorido, se produce un contraste entre el fondo de colores apagados y las figuras, cuyas túnicas brillantes las hacen destacar aún más. Los colores aparecen matizados por la luz, consiguiendo la sensación de volumen, con efecto de tridimensionalidad, pareciendo figuras muy corpóreas, es una luz difusa por lo general que genera pocas sombras. Crea vacíos entre la figuración que nos dirigen la vista hacia el fondo y alejan el paisaje, mientras que el uso de colores cálidos en las figuras nos las acercan.
Podemos observar claramente una perspectiva lineal, por la cual todas las figuras están representadas siguiendo la línea del horizonte y por la forma de dibujar los distintos personajes hace que al mirarlo, nuestra vista se dirija a todo lo largo del cuadro. Al haber perspectiva podemos decir que el espacio es tridimensional. El movimiento no se aprecia claramente, podríamos verlo en la forma que tiene Masaccio de representar a los personajes con un dedo señalando. También se puede ver en los ropajes que están dotados de cierto movimiento. La composición de la obra es claramente abierta.

Javier Jiménez-Ridruejo (artecom) dijo...

Como siempre olvidáis el análisis significativo de cualquier obra: rasgos propios del autor, adecuación a las características pictóricas de la época o influencia de los mecenas.

En todo caso, está muy bien. Obtenéis buena información y la organizáis correctamente.

La expresión de sentimientos en las figuras o la relación entre los personajes queda un poco apagada en vuestros comentarios.

En todo caso, muy bien. Una buena nota para ambas

Gracias

Débora dijo...

Es un fresco sobre muro, es decir, en la aplicación de colores disueltos en agua sobre la pared. Su nombre es “El Tributo de la Moneda”, fue realizada en 4 años, desde 1424 hasta 1428 por Masaccio. Pertenece al Renacimiento, y dentro de éste al Quattrocento. Es un fragmento del conjunto pictórico que decora la capilla Brancacci en la iglesia de Santa María del Carmine en Florencia; esta obra se sitúa en la parte superior del lateral izquierdo de la capilla.
Como ya he dicho es una pintura pintada al fresco sobre muro, el cual requiere una preparación antes de empezar a pintar sobre él. Su temática es religiosa; se describe la historia narrada en un pasaje del Evangelio de Mateo, al ser solicitado a Jesús y sus discípulos en Cafarnaún el pago del tributo para el templo, y Jesús ordena a Pedro que pesque un pez, en el cual encontrará la moneda del tributo. Lo representa en 3 escenas sucesivas: la 1º: un recaudador reclama el tributo a Pedro; está reasentado en el centro del fresco, está el cobrador de espaldas con una túnica roja, y aparece Jesús que ordena a Pedro lo que ha de hacer con un gesto. La 2º: escena del lado izquierdo; San Pedro aparece en la orilla del río recogiendo la moneda dentro del pez. Y la 3º: escena del lado derecho, San Pedro paga al publicano, que aparecen ante un edificio en perspectiva. Las figuras están representadas con líneas suaves que crean los contornos de las figuras y presentan una gran naturalidad. Las figuras son de gran monumentalidad, como si fuesen esculturas. No en vano, Masaccio se dejó influir por la escultura de Donatello.Hay expresividad en los rostros, que aportan una tremenda sensación de realismo, reforzada por los gestos. Al ubicar al recaudador de espaldas, intenta involucrarnos en la escena y hacernos partícipes del episodio. En cuanto a los colores, se produce un contraste entre los colores del fondo que son apagados y las túnicas de los personajes que están delante. Estos colores aparecen mezclados o difuminados con la luz, que consiguen generar la sensación de volumen que les dota de una fuerza extraordinaria. Los colores empleados dan efecto de perspectiva colocando los más cálidos en primer plano y los más fríos al fondo, esto hace oscurecer el cuadro y generar serenidad y el efecto volumétrico de los personajes. Conviene destacar la figura de Cristo, destacada en el centro para que centremos nuestra vista en él. Es una luz un poco difusa, genera muy pocas sombras. Es una obra muy iluminada, pero que resalta los colores utilizados y juega un papel fundamental en la obra. Posiblemente el foco d e luz entre por la derecha, generando claroscuros y seguramente dando protagonismo a la escena de la derecha, donde está situado el pago de impuestos, quedando esta escena más iluminada que las demás. Detrás de las figuras, aparece un paisaje de montañas con algunos árboles (posiblemente influencia de Giotto). Éstos árboles van siendo más pequeños cada vez nos vamos alejando de las figuras; pero también está creada la perspectiva porque a colocado a las figuras delante de una casa. En esta obra está representadas 3 escenas del evangelio, que están unidas las 3 entre sí, por lo que es una perspectiva lineal, nos hace dirigir nuestra mirada a lo largo de todo el cuadro por los personajes y la línea del horizonte. Con lo que causa un espacio tridimensional, pero no muy bien definido, ya que tiene algunos pequeños fallos. Por último, la composición es abierta.
Masaccio pertenece a la generación de jóvenes artistas que en el siglo XV florentino permite el paso del lenguaje gótico al renacentista, la denominada generación experimental, junto al arquitecto y escultor Brunelleschi y al escultor Donatello. Aunque nació en el seno de una familia noble del norte de Italia, se formó como pintor en Florencia, donde coincidió con Brunelleschi, con el que le uniría una profunda y prolífica amistad. En 1424 se inscribe en la "Compagnia di San Luca" e inicia sus relaciones con Masolino, con quien trabaja en algunas obras como la Santa Ana, Virgen con Niño y ángeles y en la decoración de la capilla Brancacci, su obra maestra. La ejecución de los frescos se prolongará hasta 1428, trabajos que compagina con otros encargos como el Políptico de Pisa o el fresco de la Trinidad de la iglesia de Santa Maria Novella. En 1428 se traslada a Roma, interrumpiendo los trabajos en la capilla Brancacci - que continuará 60 años después Filippino Lippi - para colaborar nuevamente con Masolino en la ejecución de un tríptico para la iglesia de Santa Maria Maggiore, que no llegó a finalizar ya que falleció misteriosamente ese mismo año, sugiriéndose que fue envenenado, aunque no existen datos concretos que demuestren esa hipótesis.
El estilo de Masaccio destacará por sus figuras monumentales, inspiradas en la escultura de Donatello, actualizando las ideas de Giotto y situándose frente a Gentile da Fabriano, quien triunfaba en Florencia con sus elegantes escenas tardogóticas. Masaccio aporta un elevado interés hacia la perspectiva científica al dotar de un nuevo sentido del espacio a sus composiciones, la expresión de sus personajes y el empleo de la iluminación, que transmiten a sus obras un lenguaje crucial para la evolución de la pintura renacentista, considerándose como el primer maestro del Quattrocento, que influiría en artistas como Botticelli, Fra Filippo Lippi o Miguel Ángel.

Javier Jiménez-Ridruejo (artecom) dijo...

Debora, siento el olvido...
El comentario es muy acertado, muy acertado. Echo en falta quizás un estudio más teórico del color, me refiero a su valor si compositivo, si simbólico si todo a la vez.
También echo en falta un estudio de la expresión de sentimientos que el autor utiliza.
Me gusta que, por fin, alguien haga un comentario entero, es decir, con analisis significativo.
Muy bien. te voy a dar un 8.5

How do you say in English...?

Related Posts with Thumbnails