jueves, 6 de agosto de 2009

Road Movie VII

.


Foto tomada de la web oficial del Magdalen College de Oxford


OXFORD. DEL GÓTICO AL NEOGÓTICO




Yo y mis compañeras (Sonia, Fabiola,Lilla, Pilar y Anna) en dos vistas diferentes del Magdalen, la gótica y la neoclásica.


Mediada mi estancia en Inglaterra, el curso organizó una visita optativa a la ciudad de Oxford. Oxford, cuna de la Universidad europea, reune no menos de 37 colleges en los cuales la élite económica británica, europea y de la Commonwealth educa a sus hijos para mantener el status quo económico y político. Su educación superior es completamente diferente a la continental, de raigambre francesa. En sus colleges, grupos reducidos de estudiantes reciben una educación en la que ellos son coparticpes en su elaboración junto a los profesores. El ambiente está a la altura del elitismo de esta educación.





De arriba a abajo y desde la izquierda, College Exeter, Christ Church y All Souls

Fundada en 1249, la mayoría de sus edificos corresponden a la primera edad de oro de la Universidad entre los siglos XV y XVI y la segunda, en el siglo XIX. Los colleges Baillol y Merton son los más antiguos, datando de 1260 aproximadamente. De ahí que una gran parte de sus edificios históricos más prestigiosos correspondan al estilo gótico inglés, tanto del clásico como del perpendicular.

Su filiación realista o absolutista en el conflicto que enfrentó a Jacobo y Carlos Estuardo contra el Parlamento en el siglo XVII estuvo a punto de suponer su clausura definitiva, reduciendo su actividad y controlando tanto a profesores como alumnos. El ejemplo más palmario es uno de sus profesores más celebrados, John Locke, filósofo, que hubo de huir al contienente evitando el ambiente represivo.

Durante el siglo XVIII Oxford volvió a convertirse en una referencia científica para el conocimiento europeo con nombres como Edmund Halley; aunque fue bajo la época Victoriana cuando se convirtió en el centro universitario de la élite económica y política conservadora del país, papel que ha tenido hasta bien entrado el siglo XX.

Larga es la relación de datos, cifras de alumnos, colleges, investigación, fondos, patentes de investigación, premios que está universidad dispone. Un ojeo a su web puede dar fe de la importancia de la institución.

De entre todos los colleges por su grandiosidad destacan el Trinity, el Christ Church, el Corpus Christi o el Exeter. Sin embargo, yo hoy quisiera destacaros uno menos conocido pero no por ello menos impresionante por sus edificaciones y su historia: el Magdalen College.






Fundado el 1448 por el Obispo de Winchester, la mayoría de sus edificaciones fueron construidas entre 1474 y 1509. Destacan su claustro del que solo se conservan tres lados originales; su capilla con un fantástico retablo de piedra que rodea un cuadro de Valdés Leal y la torre, en el más puro gótico inglés representado en sus catedrales.
Muy ceca, durante el siglo XVIII el college sufrió una expansión y la ampliación de estudios llevó a a construir un nuevo ala neoclásica, siguiendo el gusto de la época.

Es impresionante la quietud y el boato que rezuma este College. Su cantina es reflejo del espiritu competitivo que anima a los estudiantes y profesores, lleno de trofeos de remo y cricket. Pero también se nota el elitismo, la distancia que hay entre el mundo real, duro y complicado y los jardines y estancias idílicas de este estudio.

De entre todas las cosas merece la pena pararse en el retablo, la sillería y la bóveda de la Capilla. No es raro ver en la península ibérica retablos del tipo muro cortina: Delio delli en la catedral vieja de Salamanca, Damian Forment en la Catedral de Santo Domingo de la Calzada o Gil de Siloé en la Cartuja de Miraflores. Sin embargo, la disposicion tan geométrica del conjunto, la ausencia de color y el dominio sobre la arquitectura que lo enmarca le hacen resaltar sobre todo el conjunto de la capillla, incluso del colegio.





Soy de Salamanca y es un orgullo para mi comprobar que mi ciudad está a la altura artística y arquitectónica de la más prestigiosa ciudad universitaria del Reino Unido. Sin embargo, hay un toque, un feeling, un no sé qué que hace de Oxford y Cambridge algo diferente a lo que uno está acostumbrado a ver. Londres es Londres pero aquí hay que ir, al menos, una vez en la vida.
.

How do you say in English...?

Related Posts with Thumbnails