lunes, 20 de abril de 2009

No "un cuadro" sino "EL CUADRO"

.

Todo el mundo coincide. Es el más grande. Ni siquiera Goya. Los extranjeros que vienen al Prado buscan muchos cuadros, iconos del arte occidental. Y aunque las salas de Rubens, El Bosco, Zurbarán, El Greco o Goya están siempre repletas de admirados turistas, las salas de Velázquez marcan el lleno absoluto.

Hacía más de 30 años que no entraba en el Prado. No soy un hombre de Museos, ya lo sabéis quienes sigáis este blog. Pero he vuelto al Prado este año y he entrado en la sala principal rotonda de Velázquez y he vuelto a quedarme sorprendido como cuando estuve de adolescente.

Un cuadro reune siempre -como también le ocurre al Museo Nacional Centro de Arte Contemporáneo Reina Sofia con el Guernika de Picasso- todas las miradas, comentarios, gestos de asombros y de satisfacción. Todo el que va al Museo del Prado pica en ellas aunque deje cosas sin ver.

Son...


Las Meninas de Velázquez.

¿ Qué tienen las Meninas?. ¿Qué lo hace diferente a este cuadro?.

Tienes ojo clínico. A estas alturas, eres un profesional del Arte. Te propongo que me des ideas: "¿ Qué tienen las Meninas que las hacen diferentes a todo lo demás?". Una idea por persona y comentario. No vale repetirse. Quien primero tira acierta seguro, quien dispara el último tiene el mérito de lo enrevesado y dificil.



¿ Un video ayuda a solucionar dudas?


.
.

18 comentarios:

irene fuentes ayuso 2ºBHA dijo...

Pues, como nos has dicho tú hoy, concentra todas las características del arte barroco. También me acordé ayer de este cuadro por la pintura de "..." que me gustaba, porque se parece en la disposición del caballete, aunque en "Las Meninas" el espacio está mucho más completo que en el cuadro de "...".
Es una composición muy compleja, con once figuras dispuestas de varias formas.
Otro aspecto que nos tiene que sonar también es el reflejo de los reyes en el espejo, como el detallado espejo del matrimonio Arnolfini, en el que se reflen los esposos y el pintor, junto con el resto de la habitación.
Hay grandes contrastes entre los grandes ventanals y los trozos de pared, como se puede observar en la luminosidad de los ropajes de la infantita y sus acompañantes, y la oscuridad en la monja y el hombre que están detrás de ellas.
Existe una perfecta diferencia entre el espacio y las figuras, pues se nota quién son las personas y qué es la habtación, con sus cuadros, sus lámparas, su espejo y su puerta.
Velázquez mezcla las manchas de color (florón de la infanta) con las líneas para dibujar las figuras (contorno del perro, rostro de la infanta).

No se me ocurre nada más, Javier. Bueno, el comentario del cuadro de "..." lo haré cuando tenga un poco de tiempo, pero no te lo aseguro...

¿Sabes quién es Bette Midler? Busca pelis y canciones suyas, te gustará...

Javier Jiménez-Ridruejo (artecom) dijo...

Bueno, es una visión. Los que sigáis a Irene debéis de ser más concretos: ejemplo, las Meninas son capaces en un espacio reducido como es esa sala del Alcázar real desarrollar la perspectiva aérea:primer término nitido, luminoso y detalla segun zonas, siguiete s planos en progresivo emborronamiento y con formas poco claras pero a la vez el cuadro de los Reyes o el Aposentador real manifiestan el empequeñecimiento propio de ese modelo de perspectiva...

BIO_LBL dijo...

Bueno, ese cuadro es IMPRESIONANTE, MARAVILLOSO... Desde luego, no consigue dejarte impasible... Lo miras como embobada, durante todo el tiempo del mundo y sólo te haces preguntas... ¿qué piensan? ¿dónde miran?
Cada rincón es un enigma, cada mirada un secreto...
¡Y las pinceladas!¡Y la luz!

Javier Jiménez-Ridruejo (artecom) dijo...

¿Sabes qué aun no se tiene claro por la disposición de las figuras qué es lo que está pintando Velázquez?. Algunos piensan que no eran ni los reyes (reflejados en el espejo) ni la infanta y sus meninas...Lo piensan por el tamaño del lienzo, por su colocación en la sala, por la luz que tiene para pintar....quizás fuera uncuadro mitológico o un gran retrato ...es dificil saberlo

Milagros dijo...

Podríamos decir infinidad de cosas.

Empezaré por Velázquez y ese autorretrato suyo con la paleta en la mano y en medio de la realización de un cuadro que además junto con el inmenso caballete sobre el que está pintando compensa el cuadro debido a que todas las figuras se encuentran arremolinadas en el centro y la derecha.

Otra cosa que llama mucho la atención es el reflejo del rey Felipe IV y su Segunda esposa Mariana de Austria que parece como si estuviesen posando para Velázquez.

En cuanto a la infanta podemos observar como se ha dado cuenta de la presencia de sus padres a los que mira de reojo...

También podemos observar como una de las meninas ofrece una vasija de agua a la joven margarita.

Todas estas pequeñas observaciones nos hacen ver que Velázquez fue capaz de captar un momento concreto que ocurrió realmente lo cual merece un gran reconocimiento. Además por supuesto de la existencia de diferentes escenas entre los distinto personajes ya que cada uno está interaccionando con otro con independencia de los demás. Pero de ello ablaremos a continuación.

Milagros dijo...

Centrándonos en el análisis de la obra propiamente dicho podemos comenzar con la gran importancia que tiene la luz en el cuadro ya que hace que nuestra vista se centre el la infanta Margarita y esta atención se refuerza con el vestido color blanco de la joven.El foco de luz procede de los ventanales situados a la derecha del cuadro y deja algunas zonas ensombrecidas(la monja y el otro personaje,a los que no se puede apreciar muy bien)que chocan con otras muy iluminadas como la infanta ya mencionada antes o las meninas que se encuentran a su lado y lo que origina sombras muy marcadas en el suelo de la estancia.

Podemos considerar al color como algo muy importante en el cuadro ya que no solamente rellena de color y da volumen a las figuras sino que Velázquez lo ha utilizado para dar forma a las mismas debido a que la línea se utiliza muy poco excepto en algunas zonas como los rasgos faciales de las meninas;el contorno de la figura del perro o las líneas del caballete.El resto está hecho a base de colores y mezclas de éstos.

Y quizá lo más importante a destacar sea la perspectiva, la profundidad y el espacio. Todo ello lo logra Velázquez con una gran maestría.
Comenzando por la perspectiva cabe destacar que se trata de perspectiva aérea,es decir,consiste en mostrar las figuras más cercanas a nosotros totalmente nítidas y con un gran detalle (la infanta Margarita)y las más alejadas más reducidas de tamaño y algo borrosas (el señor que aparece al fondo subiendo unas escaleras).
En cuanto al espacio observamos que Velázquez ha conseguido a la perfección crear el ambiente y la sensación de espacio entre los personajes y con la propia habitación que los encierra y limita en un espacio.
Y por último la profundidad que el cuadro el pintor lo consigue mediante la superposición de planos de figuras (el perro y uno de los enanos en un primer plano;las meninas y la otra enanita en un segundo plano; en un tercer plano se encuentra Velázquez; en un cuarto plano el espejo con el reflejo de los reyes y por último la profundidad que crea la puerta del fondo abierta con las escaleras.
Pero también es importante la composición en la que la mayor parte de las figuras se localizan en la zona centro y derecha y para compensarlo el pintor se coloca a él mismo en la zona izquierda y con un gran caballete.

Javier Jiménez-Ridruejo (artecom) dijo...

Me descubro Milagros...Ha vuelto Ella con toda su fuerza artística. Debería de borrarlo para que no se inspiraran en ti al hacerlo pero está tan bien que me gustaría que lo leyeran a ver si se les queda algo en sus locas cabecitas...

jenifer lópez dijo...

“Las Meninas” es una gran obra realizada por Velázquez que recoge todas las características de la pintura barroca:

En primer lugar cabe destacar al gran autor de esta magnífica obra, Velázquez, al que se le puede observar con una vestimenta negra, frente un lienzo de gran tamaño colocado en ese sitio en concreto para que toda nuestra vista no se centrara únicamente en la escena central, al igual que coloca en la parte derecha del cuadro al perro tumbado junto a las Meninas con el mismo objetivo anterior.

En segundo lugar los dos personajes que se ven reflejados en el espejo eran los reyes de España (Felipe IV y Mariana de Austria), como si fueran a ser dibujados por Velázquez.
La persona que se encuentra junto a las escaleras las cuales le dan sensación de profundidad al cuadro es el mayordomo real. En el lugar donde este se encuentra hay una pequeña ventana que permite la iluminación de las escaleras y parte de la escena, que se dirige a la infanta que está muy iluminada con ese vestido blanco; por la tanto la luz juega un papel fundamental.

Velázquez hace uso tanto de la línea, como de las manchas, estas últimas las podemos apreciar en el adorno del pelo de la infanta o en la flor de su propio vestido; en cambio la línea usada en un menor porcentaje, la podemos observar por ejemplo en el perro, el cual está muy dibujado o en el lienzo e incluso también el rostro de la infanta.

Otra de las características del barroco es el color el cual también juega un papel muy importante en esta obra. Los colores que predominan son el blanco el negro el grisáceo e incluso un color oro, para la puerta del fondo, algunos matices del perro, algunos adornos de las vestimentas… los colores también son utilizados para generar volumen.

Apenas hay sombras exceptuando el caso del vestido de la infanta en el que con un color negro genera la sobra de su vestido.

La perspectiva que usa parece ser la perspectiva aérea en la que los objetos o figuras que se encuentran cercanos a nosotros se encuentran con un gran número de detalles y totalmente nítidas, mientras que a medida que los personajes se van alejando el grado de detalles disminuye y las figuras u objetos se van difuminando como es el caso del mayordomo real.

Por último debo decir que la obra está compuesta por cinco planos; en el primero se encuentra el perro junto con la niña que lo está pisando y el lienzo de Velázquez. En el segundo plano podemos apreciar a la infanta junto a las meninas. Con poca distancia de separación se encuentran en un tercer plano el autor de la obre y la monja junto con el personaje del al lado. El espejo con el reflejo de los reyes se encuentra en un cuarto plano, y por último en un quinto plano se encuentra el mayordomo real en las escaleras.
La superposición de planos es utilizada para dar sensación de profundidad a la obra.

violeta dijo...

Como ya quedan pocas cosas que no hayan dicho mis compañeras tan solo haré algunos comentarios breves y sobre todo intentaré responder a tu pregunta:
- En cuanto a la perspectiva además de la aérea que se aprecia sobre todo en el extenso techo emborronado progresivamente, yo observo perspectiva lineal, cuyo punto de fuga se encuentra en la figura que se ve por la puerta del fondo.
- En cuanto a la composición me llama la atención la colocación de las figuras que se encuentran en primer plano. Están situadas en dos triadas complementarias, por un lado la infanta con las dos que la rodean con colores claros y por otro la microcéfala, el enano y el perro con colores oscuros y cuyos defectos potencian la perfección y belleza de las otras.
- Finalmente este cuadro que he visto tantas veces en la portada del libro y como no al natural, me sigue produciendo un efecto parecido al de la Gioconda. Es imposible pasar la vista por él sin detenerse un instante. Son las miradas de los personajes que no se sabe muy bien hacia dónde se dirigen si al cuadro que tienen delante o hacia alguien (¿lo reyes?) que hay en frente. Es una mezcla entre la duda y la sensación de que es el cuadro el que me mira..

Javier Jiménez-Ridruejo (artecom) dijo...

Bien, Violeta.... esa perspectiva lineal que tus compañeras desprecian y esta ahí...Excelente apreciación sobre la composición, muy atinada...Verás que Velázquez sigue una tradición de organizar las figuras en traidas, inciada a finales del Gótico.

Insistes en las miradas. Sí. pero, ...¿y las expresiones de cada figura?. Hay un auténtico estudio psicológico de cada una, que ahonda más allá de la simple mirada...

Bueno, aunque habéis dicho mucho aun queda mucho por decir... Y la luz??? y los planos???

danae rain dijo...

¿y el búcaro que le ofrece una menina a la infanta? ¿para qué es? ¿para beber? ¿para comérselo? (se comía barro en esa época? ¿es un juguete?

fiamma pavon dijo...

Las meninas de Velázquez, tienen la gran característica de estar pintada siguiendo todas las características del barroco, por eso las hace tan especiales.
Una de las características del barroco es la técnica, Velázquez usa para este cuadro el óleo sobre lienzo, la técnica mas usada en esta época, otra de las características del cuadro y que es típica del barroco, son las pinceladas; son sueltas y abiertas, lo que hace que se mezclen zonas de fuertes y densos empastes, con la materia mas fluida.
Otra de sus características que comparte con el barroco es la línea, en el cuadro de Velázquez pierde importancia, predomina el color sobre la línea, aunque sigue habiendo sitios dibujados, como el contorno de la cara de la Infanta, pero la abundancia del color es persistente.
En cuanto al modelado de las figuras, tanto en el barroco como en ésta obra, se trabaja con los juegos de luz y sombras, nada mas hay que ver lo iluminada que esta la Infanta y todas sus acompañantes y lo oscurecido que están la dama de honor y el guardadamas, eso produce una sensación de profundidad y espacio. La luz juega un papel muy importante, ya que dependiendo de la luz que haya en la habitación tendrán una u otra tonalidad cromática, además la luz crea un ambiente de reunión, donde se han reunido todos los de la casa, ya sea para ser pintados o para ver como el propio pintor pinta.
Para representar el espacio, Velázquez utiliza una técnica propia del renacimiento, la cual va a seguir siendo durante toda la época del barroco la más utilizada, ésta técnica es la superposición de planos con diferente iluminación, esto hace que el cuadro tenga mucha profundidad y nos lleve la vista hacia el fondo. Esta misma técnica la va a utilizar el mismo Velázquez para su obra Lanzas. Otro elemento que le da espacio y profundidad al cuadro, son los cuadros que están colgados en la pared.
La expresión que encontramos en las figuras es de un tanto realista naturalista, típico del barroco, se rompe con lo cánones de belleza anteriores al decantarse por lo expresivo e incluso pueden aparecer feísmos, como el rostro de la enana macrocéfala que hay a la derecha del espectador. En la obra dominan los modelos reales de la vida cotidiana, en este cuadro predomina la sorpresa, ya que el autor pinta la obra de tal manera que parece como si fuéramos a entrar en el cuadro y los personajes nos miran asombrados y con extrañeza.
La composición es muy dinámica, típico del barroco. En este caso la composición central esta compuesta por dos grupos de tres. En al central destaca la infanta Margarita, que esta acompañada por sus meninas: María Agustina Sarmiento e Isabel de Velasco. A la derecha del espectador, se encuentra la otra tríada compuesta por la enana Maribárbola, el enano Nicolasito y un mastín. Detrás de los personajes en primer término conversan la dama de honor Marcela de Ulloa y un guardadamas. En el extremo opuesto detrás de un gran lienzo se encuentra la figura del propio Velázquez. EL hombre que sube los peldaños de la escalera es José Nieto, aquí se encuentra el punto de fuga.
Por último los temas del barroco se multiplican al consolidarse la figura del artista y del cliente por separado. Velázquez utiliza una pintura histórica, ya que intervienen personajes de la historia, en este caso española.
Por todas estas semejanzas que hemos sacado entre la pintura barroca y la obra de Las Meninas, Velázquez se convierte en el autor más admirado y con más maestría para pintar en la época.

Isabel Ramos dijo...

“Las Meninas”
Lo que las Meninas tienen es que reúnen todas las características del barroco y Velázquez las ha conseguido perfectamente.

Velázquez para darnos la sensación de que los personajes están en una habitación ha utilizado la perspectiva aérea que consiste en que las figuras más cercanas al espectador estén más nítidas y más grandes pero a medida que se alejan serán de menor tamaño y borrosas, pero no solo eso también utiliza la perspectiva lineal para dar profundidad a la habitación que se refuerza con la puerta abierta y las escaleras del fondo. Otra técnica utilizada con ese mismo fin es la de la superposición de figuras, en el cuadro podemos observar hasta cuatro planos, el primero corresponde a la niña que está jugando con el perro, el segundo de ellos corresponde a las meninas, la infanta y Velázquez con el lienzo, un tercer plano a los dos personajes más oscurecidos situados detrás de una de las meninas y el último plano al fondo de la habitación con el reflejo de los reyes y a la puerta y las escaleras con el personaje que está en ella.

En cuanto a la luz la utiliza para iluminar a la infanta y a las meninas dejando el resto más oscuro exceptuando las escaleras y al personaje que está en ella que deben de estar iluminados por una ventana. Velázquez ha sabido captar esa luz ya que ha dibujado en el suelo la línea de luz que hay entre la puerta y el marco. Con la luz y la perspectiva, Velázquez da la sensación al cuadro de que hay atmósfera entre las figuras.

La composición utilizada es muy compleja ya que hay muchas figuras y cada una de diferente manera. La relación que hay entre algunas de ellas como la niña y el perro del primer plano, la menina de la izquierda con la infanta que mira a sus padres de reojo o las dos figuras situadas detrás de la menina de la derecha, también la ha sabido captar. Para compensar que la mayoría de las figuras están al lado derecho Velázquez se pinta a sí mismo con un gran lienzo en el lado opuesto.

El color en este cuadro cobra mucha importancia, ya que exceptuando en pequeñas zonas que hay línea, el resto está a base de color que lo utiliza no sólo para rellenar sino también para dar forma, pero será la vista del espectador la que cree cada parte de los personajes.

Quizás lo que más llame la atención del cuadro sea el misterio de a quien está pintado Velázquez en ese propio cuadro si a las meninas, a los reyes o incluso otra escena. Y otra cosa es que Velázquez ha pintado el cuadro como si el espectador mirase con los ojos de los reyes, reflejados en el espejo.

Javier Jiménez-Ridruejo (artecom) dijo...

No te regogen el guante estas chicas, Danae...¿Hemos de suponer que las ventanas de la estancia estén cerradas era símbolo de un día veraniego de calor??¿Un búcaro de agua para mojarse los labios y las mejillas?¿ esa prodigalidad de la Menina es para que su ama se sienta comoda dentro de ese ampuloso vestido??...¿de dónde ha sacado el búcaro? ¿lo tenía Velázquez al lado de una jarra de agua pues era costumbre de la infanta refrescarse ciuando estaba en esa estancia??

Javier Jiménez-Ridruejo (artecom) dijo...

Bien, bien... me encanta como os habéis compenetrado para no repetiros y cuando nno había lugar habéis dado visiones diferentes...La perspectiva de Fiamma, el comentario de las figuras de Jennifer, la luz de Isabel... Todas bien y en vustra linea...Un exito.

ZANGANO dijo...

Estoy de acuerdo con las reflexiones que haces de Velázquez. No obstante, los ojos de sus bufones concentran la tristeza como nadie la había pintado antes. Nada que decir del Pareja.

Javier Jiménez-Ridruejo (artecom) dijo...

Cierto...un día voy a plantear una actividad con ojos...reflejo del alma dice el popular. En pintura, muy cierto.

maria dijo...

"Las Meninas", es una de las grades obras de Diego Velázquez, perteneciente al Barroco español.

El autor hace un juego con las luces y sombras para crear la ilusión del espacio en el cuadro, creando efectos de profundidad.
Una de las caracteristicas del barroco y que se refleja en "Las Meninas" es que predomina el color frente al dibujo. La linea se observa sobre todo en el rostro de la infanta, quedando todo lo demás en manchas de color.
Otra caracteristicas del Barroco son los colores; la paleta son de colores fríos, predominando el negro, gris y blanco.
Aparece una perspectiva aérea, en la que las figuras más cercanas a nosotros son más nítidas y, cuanto más alejados, los contornos de las figuras se difuminan.
Velázquez también genera profundidad con la superposición de planos: en un primer plano, están el perro que se contrapesa en el cuadro con el lienzo; en un segundo plano está el tema principal de la obra, la infanta con las meninas; en un tercer plano aparece el autor con otros dos personajes y por último, en un quinto plano, aparece el mayordomo en las escaleras.

How do you say in English...?

Related Posts with Thumbnails