domingo, 29 de mayo de 2016

Vanguardías (III): la Abstracción

.




Una serie de pintores no aceptan los presupuestos cubistas y del expresionismo alemán del movimiento Die Brücke. Hay un rechazo de esas vanguardias que aun son "esclavas" de la forma y del medio para lograrla, como el cubismo pero también rechazan desencadenar los instintos sobre el lienzo sin más, como presuponía el expresionismo. 

Lo que emerge cuando Kandisky publica uno de los libros más influyentes en la historia del arte "De lo espiritual en el arte" es una nueva fórmula artística, que supera todo lo anterior: se trata de hacer vibrar la secreta esencia de la realidad del alma, actuando sobre ella con la pura y misteriosa fuerza del color liberado de la figuración naturalista. 

Estamos ante los orígenes de la abstracción. La abstracción es un movimiento de largo recorrido (aún sigue existiendo), caracterizado por sus múltiples expresiones ( desde el geometrismo al lirismo) pero que tiene como nexo de unión entre sus seguidores el rechazo del figurativismo, de la copia de la naturaleza o de la reproducción fiel y verosímil de los objetos, buscando la esencia estructural, cromática y formal de lo representado. 

Es la primera vez que en la historia del arte se abandonan conceptos vinculados a la pintura desde sus orígenes como la búsqueda del realismo, la perspectiva o el volumen tridimensional para ser sustituidos por un nuevo lenguaje artístico, una nueva iconografía en donde el artista crea sus propios valores, no siempre entendibles por el que contempla la obra de arte. 

Kandinsky, Marc, Kubin, Gabriella Münter y, posteriormente, Macke crearon en 1911 el grupo Der Blaue Reiter (el jinete azul). El grupo duró poco. Su última exposición fue en 1914. La Guerra partió con dureza al grupo, muriendo en el conflicto Marc y Macke.

Caballos azules, de Marc (1911)
Joven de chaqueta amarilla, de Macke (1913)


En su primera exposición en Münich, en 1911, se expusieron más de 300 obras y varios manifiestos donde se establecían sus presupuestos básicos:

. el claro y nítido divorcio entre la sociedad y el arte, la voluntad de no reflejar el mundo como los expresionistas sino de aislarse de él. 
. la búsqueda de lo espiritual de la naturaleza, del Yo interior, de la verdad del alma. Es casi una concepción mística del arte. Se trata de alejarse definitivamente  de gusto por lo real, de purificar y liberar de ataduras los sentimientos artísticos del artista. 

Macke decía en uno de esos manifiestos:

" (...) la apariencia siempre es chata pero alejadla, alejadla completamente de vuestro espíritu -imaginad que ni vosotros ni vuestra imagen existieran- y el mundo permanece en su auténtica forma, y los artistas intuimos esa forma..."

Estas ideas calaron en otros autores de la época que estaban a la búsqueda de nuevas síntesis artísticas o nuevas ideas, personajes claves en años posteriores como Mondrian, Klee, Malévich o Larionov. 
Esto va a provocar después de la Primera Guerra Mundial una primera división del estilo entre lo que llamamos la abstracción geométrica (Mondrian, Malévich) y la abstracción lírica (Kandisky, Klee).

Sin duda, Kandinsky va más allá y lleva los presupuesto de Die Blaue Reiter a su extremos, liberándolos definitivamente de la forma.

Composición nº 7 , de Kandinsky (1913)

Composición nº 8, de Kandinsky (1923)


Una de las preocupaciones de todo el estilo es la importancia del color. "Es la tecla del alama" decía Kandinsky. Van a elaborar una compleja teoría del color, una reinterpretacion de sus valores cromáticos, símbólicos y compositivos. Es lo que ellos llamaban la "simbología psicológica de los colores". No hay relación ni con la ciencia positiva, ni con la realidad cromática.


Kandinsky también introduce en su teoría la noción del movimiento de los colores mismos; movimientos horizontales, centrífugos, centrípetos. El dinamismo de los colores, la representación en el lienzo del color está unida a la forma. Es su única concesión a la realidad. 

La obra de arte, en fin, se convierte en un mundo en sí mismo, en un universo autónomo con leyes propias: ya no es el equivalente de la realidad o de un contenido preexistente, sino que ella misma es un contenido nuevo y original, una nueva forma del ser, la cual actúa en nosotros a través de la vista, suscitando en nuestro interior vastas y profundas "resonancias espirituales", es decir, sensaciones artísticas.

Una de las derivaciones de estas ideas, hacia el geometrismo y la plasticidad de los colores y las líneas desemboca en un nuevo grupo a finales de la década de 1910  llamado Der Stijl. Sus principales seguidores son Piet Mondrian y Theo van Doesburg. 

Composición C, Mondrian (1920)

Composición. Mondrian (1930).

Theo van Doesburg. Contracomposición (1923)


Los rusos se apuntan gracias al nuevo poder soviético a un estilo también muy geométrico y altamente minimalista como es el Suprematismo. Malévich, El Lissitzky, Popova, Pevsner o Gabo son referentes internacionales de la abstracción hasta que el comunismo stalinista impone en Rusia el realismo social, hacia 1927.

Cuña roja golpea sobre blanco. El Lissitsky (1923)


Círculo negro. Malevich (1915)

Kandisky y Klee trabajan durante los años 20 para la Bauhaus en Alemania pero la llegada de los totalitarismos desdibujan el movimiento en Europa. Muchos de sus seguidores huyen a EE.UU y van a recrear allí sus ideas que influyen de forma decisiva en toda una generación de artistas americanos.

Así, la abstracción crea, a partir de 1940, dos grandes grupos en América: el Action-painting con Jackson Pollock y Walter de Kooning y el Colour-Field painting con Mark Rothko y Barnett Newmann.


One. Nº 11. Jackson Pollock. (1950)

Mark Rothko, Sin título. (1949)



.

1 comentario:

Vaciart Bcn dijo...

Felicidades por su blog. Nosotros estamos en Barcelona. Les seguimos en redes sociales. Saludos. http://www.vaciart.com

How do you say in English...?

Related Posts with Thumbnails