domingo, 24 de abril de 2011

Las cosas son más fáciles de lo que parecen...

.



Hace días que muchos de mis alumnos se enfrentaron a un ejercicio, ya clásico, de reconocimientos de la obra de Bernini y Borromini. No vamos a desvelar aquí el resultado de la encuesta que, como siempre, ha sido bastante satifactorio.

Pero ha habido una obra que se ha resistido a todos. ¿Por qué? Porque no aparece entre las obras de Borromini en las páginas web al uso por parte de los alumnos. Esto debe de hacernos reflexionar algo alrededor del mundo de las web 2.0; a saber,

que los buscadores son instrumentos de búsqueda y no información en sí misma. Parece obvio pero no lo es. En este mundo del acceso inmediato a la información, cuanto antes se consiga, más rápido haremos el ejercicio y ello, como se ha comprobado, puede inducir a error o a neglicencia. Google o Yazoo y sus correspondientes herramientas de búsqueda de imágenes y texto reproducen el conocimiento repetitivo de aquellas páginas más consultadas que, generalmente, son las peores o las menos exhaustivas y completas (wikipedia no está mal a pesar de sus críticos...).

que no hay como el ingenio y la mente humana para descubrir la verdad de las cosas. Si yo necesitara doscientas vistas diferentes de, por ejemplo, San Andrés del Quirinal acudiría directamente a internet con una búsqueda fácil -san andres quirinal, qué simple- pero si la pregunta es de quién es esa loggia maravillosa que aparece en nuestra imagen, debo, tengo que ser ingenioso y perspicaz. ¿A alguno de mis alumnos se le ocurrió poner en Google "loggia y borromini" a ver que pasaba?. No, claro. Primero hay que saber que eso es una loggia. Y, segundo, y es el gran problema de nuestra juventud y la red, hay que saber qué y cómo preguntar. Es lo que se llama Educación Informacional y es una competencia básica del currículo que damos por sabida. ¡Qué necios somos!.

y, por fin, vuelvo a la logia o loggia. Es un elemento arquitectónico muy usado desde el Renacimiento para hacer de paso entre el exterior de un edificio y el interior, así como de cubierta de una zona ante las inclemencias del tiempo. Loggias hemos visto en clase: el Hospital de los Inocentes de Brunelleschi es el caso más típico en arquitectura pero también lo hemos visto en pintura. Buen ejemplo es el cuadro del Veronés "La cena en la casa de Leví", de 1573. El problema no es lo que es sino si ha quedado registrado en el cerebro de nuestros alumnos ante el torrente de nuevos conceptos y conocimientos que la asignatura les propone en un año dificil de su vida... En fin, bastante tengo con que reconozcan algo barroco frente algo renacentista o neoclásico -algo nada fácil si les pongo Barroco clasicista francés-.



En todo caso, nuestro enigma es el Palazzo Falconieri de Via Giulia, en Roma





A principios del siglo XVI, el papa Julio II sustituyó el laberinto de calles que comunicaban el Vaticano con el Capitolio, por una recta calle a la cual le dió su nombre: vía Giulia.

En su recorrido, se encuentran palacios e iglesias que le hacen ser una de las más atractivas calles para pasear. El Palazzo Falconieri está entre la vía Giulia y el Lungotevere, y fue encomendado a Borromini por Orazio Falconieri quien había comprado dos edificios anexos y le había pedido que los uniera. Previamente habían sido de los Odescalchi y, anteriormente, de los Barberini.

La fachada que da a la vía Giulia se compone de dos puertas enmarcadas con almohadillado rústico; y en la parte posterior una amplia logia da al Tíber. En cada extremo de la fachada hay dos altas pilastras que soportan cabezas de halcones con bustos femeninos, el vivo emblema de la familia Falconieri de origen Toscano.

Hoy el palacio hospeda la Academia de Hungría.




Unas webs que nos ilustran sobre esta desconocida maravilla

.

How do you say in English...?

Related Posts with Thumbnails