sábado, 7 de febrero de 2009

Simone Martini, el gran desconocido

.



La imagen de la semana pasada fue un fragmento de la Anunciación de Simone Martini, realizada hacia 1333 para una capilla de la Catedral de Siena. Actualmente está en la Galería de los Ufizzi de Florencia.

Simone Martini ha sido eclipsado en los temarios de Historia del Arte de Bachillerato por la "modernidad" del Giotto. Los frescos de Giotto para la Basílica alta de Asis y para la Capilla Scrovegni en Padua son tan impresionantes, muestran tantas novedades técnicas, compositivas y de lenguaje pictórico que cualquier otro autor del momento se pierde en la velocidad expositiva del curso.

Su figura se pierde también porque en la mayoría de sus encargos muestra un gusto artístico muy cercano a pintores como el Duccio o Cimabue. Lo que llamamos tradición bizantina del arte italiano: persistente esquematismo en las figuras, detallismo decorativo en objetos y vestimentas, ausencia de fondos, pan de oro como marco de las figuras, composiciónes poco realistas y muy jerarquizadas las figuras.

Sin embargo, hay otro Martini que apenas conocemos y que será tan influyente como Giotto en pintores como Massacio, Fra Angelico y los primeros renacentistas: Martini crea espacio, aire entre las figuras. Incluso sus perspectivas se acercan a las lineales o geométricas de casi 100 años después.



Ved sino los dos ejemplos que os ponemos aquí: en nuestra imagen de la semana, ese jarrón en diferente plano al angel y a la Virgen, ese suelo jaspeado con colores como si fueran líneas de fuga, ese libro abierto con sombras de las páginas; o la Capilla de San Martín en la Basílica baja de Asis, con esos perfiles de las figuras, esa profundidad de campo generada por los sucesivos planos hacia el vertice superior derecho de la obra.


También Martini ofrece otras novedades maravillosas como esa incurvación de la Virgen, mezcla de sensualidad y recato o esa expresión con la mano llevada hacia el rostro de sorpresa " bendita eres Tú entre todas las mujeres...cuando ella vió al angel se turbó por sus palabras..."( Lucas 1:29). Y, por fin, ese paño desplegado y en movimiento que lleva el ángel como si la escena aún estuviera en movimiento y el angel acabara de descender.



Ese jarrón que cambió la percepción en la historia del arte...
.

3 comentarios:

danae rain dijo...

Siempre me ha llamado la atención esa mortecina palidez del ángel, parece que le está anunciando no buenas nuevas. La virgen, como bien apuntas, presenta una postura recatada a la vez que sensual. Me gusta mucho esta obra a pesar del dorado y del goticismo.
Veo que has cambiado la cabezara y has puesto un Giotto, lo expliqué la semana pasada. ¡cómo me enriquece tu blog, me refresca datos, ideas, imágenes...! gracias por pasarte por el mio y hacer esos comentarios tan interesantes, también aprendo de ellos y mis amigos bloguistas, aunque en lo de Helena de Troya no estoy muy de acuerdo ;) Besos

Antonio Martínez dijo...

Pero la cara de la Virgen... será de temor pensando en lo que le viene encima...

Javier Jiménez-Ridruejo (artecom) dijo...

Antonio, sólo hay que ver lo rozagante que está aquí y lo marchita que está treinta y tres años después. Muchos disgustos le dio el pibe...

Ay, Danae!!!!Creíamos que te habías perdido...pero has vuelto y con renovadas fuerzas...

How do you say in English...?

Related Posts with Thumbnails