domingo, 16 de enero de 2011

La imagen de la semana

.



Efectivamente como habéis supuesto la imagen era la
Virgen Blanca de la catedral de León
.
Os copio
el comentario que hizo Carmen sobre esta obra...

La imagen de la semana muestra a la Virgen Blanca de la catedral de León. Es una obra esculpida en piedra situada en el parteluz de la portada principal, representa a la Virgen en compañía del niño; se atribuye al maestro Enrique, Juan Pérez y Pedro Cibriánez aunque no de una manera muy clara.

Viste un manto de amplios pliegues que le cubre todo el cuerpo y aparece coronada, símbolo de su realeza. Con la mano derecha está en actitud de bendecir, y con la izquierda sostiene al Niño; éste también nos bendice con su mano derecha, mientras que con la izquierda sostiene una pequeña bola símbolo del mundo.
Cronológicamente se sitúa alrededor del 1260 aproximadamente por lo tanto podemos incluirla estilísticamente en el arte gótico, de ahí, podemos deducir algunos rasgos característicos de la escultura gótica:

- Humanización de los temas religiosos, se abandona la solemnidad del románico. La Virgen aparece como una madre con el Niño, sus rostros muestran dulzura.

- Correspondencia entre el tamaño de las diversas partes del cuerpo. Las figuras tienen volumen, se tiende claramente al realismo.

- Se trata de conseguir una composición equilibrada mediante la correspondencia
entre los gestos, los pliegues de la ropa...








Adso de Melk, joven novicio benedictino alemán, protagoniza junto a Guillermo de Baskerville la novela de Umberto Eco "El nombre de la rosa".
Las luchas de poder entre el Emperador alemán, el rey de Francia y el Papa de Roma o el dominio de la iglesia por el Papado y los benedictinos frente a las reformas franciscanas son el marco para una historia de fe y filosofía, ambas enfrentadas en el marco de una sucesión de asesinatos y una trama detectivesca.

Sin duda, la mejor novela histórica de los últimos años, llevada al cine por el director francés J.J. Annaud y protagonizada por un superior Sean Connery.

En ella nuestro protagonista se enfrenta solo y en un ambiente propicio a la visión apocalíptica a la portada del monasterio que les acoge. Eco hace una descripción maravillosa de la portada real de la Santa Magdalena de Vezelay. Os recomiendo su lectura. De todo el libro, por supuesto, pero durante el curso el trabajo cotidiano no os permitiría disfrutar de esa maravilla de la literatura.

Sacado de la ensimismación y del pavor ante esa biblia de piedra por el monje Salvatore, Adso entra en la Iglesia en busca de un monje franciscano que acaba de llegar al monasterio: Ubertino da Casale. Ubertino está postrado ante una estatua de la Virgen que Umberto Eco describe en boca de Adso de la siguiente forma:

" Era poco después de la hora sexta. El sol, pálido, penetraba desde occidente, o sea por unas pocas, y estrechas ventanas. Un delgado haz de luz tocaba aún el altar mayor, cuyo frontal parecía emitir un dorado resplandor. Las naves laterales estaban sumergidas en la penumbra. Junto a la última capilla, antes del altar, en la nave izquierda, se alzaba una grácil columna sobre la cual había una Virgen de piedra, esculpida en el estilo de los modernos, la sonrisa inefable, el vientre prominente, el niño en brazos, graciosamente ataviada, el pecho ceñido por un fino corpiño. Al pie de la Virgen, orando, casi postrado, había un hombre que vestía los hábiots de la orden cluniacense...".



Es la vuelta al naturalismo que no aun al clasicismo. Tendremos que esperar 100 años más y a la Italia renacentista para ver de nuevo obras semejantes al mundo artístico griego.

Sin embargo, la nueva teología ha puesto la semilla para el cambio estético. Mil años después del fin del esplendor del arte clásico, Santo Tomás de Aquino dice en su Summa Theologica
"Pues tres cosas se requieren para la belleza. Primero, la integridad o perfección; las cosas que están incompletas son por esto mismo feas. Después, la justa proporción o armonía. Y, por último, la claridad; por lo cual son llamadas bellas las cosas que tienen color brillante..."

La Virgen con su belleza celestial y su inmaculada concepción la hacen merecedora de esa belleza perfecta, en eterna juventud; su papel de intercesora ante Dios de los hombres, como Madre de Dios, la convierte en la patrona ideal de cualquier causa o ciudad. Las festividades de la Virgen -Purificación, Anunciación, Asunción y Natividad- alcanzan en estos siglos carácter esencial, desplazando a otras fiestas tradicionales. En muchos casos, coinciden con ferias o con otras fiestas locales e incluso la misma iglesia mayor se consagra a la figura de Nuestra Señora.



Ella solía estar en la portada, en el parteluz principal, como dando paso a la Casa de Dios, al lugar terrenal donde se producía la eterna relación con el mundo celestial y divino. En una teología más basada en el arrepentimiento y en el perdón, la Virgen juega un papel mucho más fundamental, a veces, superior al propio Cristo hombre.



La Virgen bella y celestial, acompañada del Ñiño Dios se convierte en la representación perfecta para la adoración y la devoción medieval.



En la imagen de la semana tienes a una de ellas, una muy especial por cuanto era la imagen más venerada en el camino de Santiago desde el siglo XIV.

¿ Podrás decirme cómo se llama y dónde está?. Trata de hacer una breve descripción como si estuvieras haciendo un análisis artístico.

.

4 comentarios:

Cuentame un cuento dijo...

Es un libro fantástico y la película también está genial,lo ques de muy poca acción.Muy buena entrada.

Javier Ridruejo dijo...

La biblioteca de la película es decepcionante y final, hollywodiense. pero estoy contigo

Carmen arte dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Javier Ridruejo dijo...

Clavado pero, sobre todo, estupendo informe sobre la imagen y las novedades que aporta. cada día te superas.

How do you say in English...?

Related Posts with Thumbnails