martes, 30 de noviembre de 2010

Arte hispano-musulmán: un arte decorativo

.



Una de las cosas que más llama la atención a los estudiantes de Historia del Arte pero que también más les desconcierta es el carácter decorativo de este estilo artístico.

Acostumbrados a la figura humana como elemento decorativo en el marco arquitectónico, su ausencia por motivos religiosos provoca sorpresa y estupor. ¿Cómo se decoran, entonces, las estancias musulmanas?¿Hay una unidad de estilo en la decoración musulmana?.





El muro es fundamentalmente el soporte de la decoración. Estucado o enyesado, rematado en mármol o piedra -en menor medida- o lucido con azulejos, el muro queda preparado para la decoración.









El yeso se puede pintar con vivos colores pero también se puede recubrir de teselas y mosaicos. Depende del periodo artístico, el yeso puede superar la forma lisa de las paredes para adoptar formas tridimensionales. Es el caso de los mocárabes en arcos y cúpulas o de los modillones. En una España meridional predominantemente calcárea es fácil que este material de construcción triunfara sobre la piedra o el ladrillo.







El alejamiento de la tradición oriental-bizantina y la pérdida de los restos romanos hace perder importancia al mosaico. Los artesanos musivarios del emperador bizantino Nicéforo Focas crearon esa maravilla de arco de herradura para el Mihrab de la mezquita mayor de Córdoba. Pero, no olvidemos, eran extranjeros. En la España musulmana, los hornos de los artesanos ceramistas no ganaron la partida a las teselas por sus vivos y brillantes colores sino por la economía de producción y colocación.




A veces el ladrillo se vuelve arte. De eso saben mucho los constructores mudéjares que emigraron al norte peninsular llevando con ellos los secretos de la filigrama con ladrillo. Esa "sebka", esa lacería en ladrillo de arquillos enjarjados haciendo formas geométricas que lucen magníficos en los muros exteriores de la Giralda sevillana.




La presencia de la piedra para cubrir el tapial o el ladrillo va perdiendo fuerza según se construye rápido, barato y de menor calidad. Ahí, el estucado y el alicatado ganan fuerza expresiva, sobre todo porque la vitrificación del azulejo y la expresividad pictórica sobre el yeso permiten espectaculares efectos no logrados con la piedra ni con el relieve.



Tradicionalmente a toda la gama de decoraciones hechas sobre yeso, azulejo o mosaico se le ha llamado Arabesco. Es un término muy general que no indica sino decoración típicamente musulmana por contraposición a la decoración cristiana.

Dentro de esta denominación aparece la decoración con motivos vegetales llamada ataurique, de una enorme expresividad por el realismo y naturalismo de las plantes, flores y diferentes especies reflejadas en ella. En su riqueza se atisba un cierto sentido geométrico, más bien matématicos en el gusto por la repetición rítmica de motivos.



Cubiendo celosías y falsos arcos aparece la decoración con motivos geométricos llamada lacería. Aquí los musulmanes lograron la expresión perfecta de la relación entre arte y matemáticas. Aun me pregunto cómo pudieron con medios tan simples crear figuras tan perfectamente geométricas, respetando ángulos, proporciones y distancias. La realidasd habla de ejes de simetría, rotaciones sonbre esos ejes, repeticiones de pequeños motivos básicos, crecimento lineal concéntrico, etc.




Pero la decoración más hermosa por cuanto es genio pictórico pero también literario es la decoración caligráfica. Hoy en día usar letras como motivo decotatico o como expresión artística en sí misma es algo cotidiano. Los musumanes nos enseñaron el poder artístico de la palabra gracias a sus grafías de trazo curvo en estilo persa, diwani o andalusí o del trazo firme y lineal del cúfico.



Una última referencia para acabar esta brevisíma introducción a las artes decorativas del Islam. Los mocárabes. Esas pequeñas piezas de yeso troncopiramidales truncadas invertidas, a veces irregulares y trapezoidales que solas no dicen nada pero unidas crean magníficas decoraciones que imitan las grutas fantásticas de la tradición literaria musulmana. Las increibles bóvedas de mocárabes de las salas de los Abencerrajes o de las dos Hermanas de la Alhambra de Granada son ya patrimonio artístico de la Humanidad.




Agradezco a los diferentes autores de las fotos de la Alhambra y la Mezquita de Córdoba la calidad de sus imágenes para nuestra docencia.

How do you say in English...?

Related Posts with Thumbnails