viernes, 5 de junio de 2009

Rompemos con el canón clásico y III: Dadá

.




Marcel Duchamp
Man Ray, Kurt Scwitters y Francis Picabia



Cuando estudié arte contemporáneo en la carrera, nuestro profesor nos enseñó varias láminas para ver nuestra reacción ante iconos del arte actual. Dos me llamaron la atención poderosamente: una fue una isla cubierta por un enorme lienzo blanco de Christo y otra, La fuente de Marcel Duchamp.

Siempre me sorprendieron y no gratamente los dadaistas. Ponían en solfa la racionalidad y parecían reirse de los principios más elementales de nuestra sociedad. Me parecían exasperantes y poco serios. "Juegos de ricos" decía yo.

Sin embargo, con el tiempo su trasgresión me ha parecido muy moderna. Incluso las actuales rupturas culturales parecen a la vista de los dadaistas pobres y poco creibles. Cuanto más mayor e imperfecto me veo, más me gusta su ruptura con lo establecido, su búsqueda de lo aleatorio, la belleza del caos.

Dadá se presenta como una ideología total, como una forma de vivir y como un rechazo absoluto de toda tradición o esquema anterior. En el fondo es un antihumanismo entendiendo por humanismo la tradición anterior, tanto filosófica como artística o literaria.

Dadá se manifiesta contra la belleza eterna, contra la eternidad de los principios, contra las leyes de la lógica, contra la inmovilidad del pensamiento, contra la pureza de los conceptos abstractos y contra lo universal en general.

Propugna, en cambio, la desenfrenada libertad del individuo, la espontaneidad, lo inmediato, actual y aleatorio, la crónica contra la intemporalidad, la contradicción, el no donde los demás dicen sí y el sí donde los demás dicen no; defiende el caos contra el orden y la imperfección contra la perfección.


Picabía, "Hera" y Man Ray "El violín de Ingres"


Por tanto en su rigor negativo también está contra el modernismo, es decir, el expresionismo, el cubismo, el futurismo y el abstraccionismo, acusándolos, en última instancia, de ser sucedáneos de cuanto ha sido destruido o está a punto de serlo. Sin embargo, la realidad es que cuando nace Dadá ya estaban afirmadas todas las tendencias y fue contra ellas pero terminó utilizando en su acción los hallazgos e innovaciones del cubismo, del futurismo y de la abstracción.

Como movimiento artístico surge en Europa y EE.UU. Apareció en Zurich, Suiza entre 1916 y 1922 con Tristan Tzara como su fundador. La energía de Dadá le vino, sobre todo, de los intelectuales no artistas o de aquellos artistas que sabían escribir con intensidad y buen hacer, caso de Arp, Van Doesburg, Picabia o Kurt Schwitters.

La primera guerra mundial también llevó a Nueva York a grupos de artistas y refugiados. Entre ellos hay que destacar a Duchamp, Picabia y Jean Crotti como europeos refugiados, junto con los estadounidenses Man Ray y Morton Scamberg.

Duchamp llegó de París a Nueva York con un regalo de los franceses para los estadounidenses que consistía en una bola de cristal con aire de París. Era el comienzo de los ready-mades (una rueda de bicicleta montada sobre un taburete, un botellero, un orinal, etc.), objetos sacados de la realidad y puestos en la esfera del arte por la simple acción y voluntad del artista. El deleite estético estaba fuera de sus intenciones y la elección de los objetos.

Estos refugiados se integraron con las corrientes vanguardistas que desde comienzos del siglo se estaban gestando en Harlem o en Greenwich Village. El pensamiento dadá caló con fuerza en estos ambientes culturales. Será aquí cuando se desarrolen algunos de los iconos del dadaismo como el Desnudo descendiendo una escalera, de Duchamp, calificada como obra maestra por André Breton.


MARCEL DUCHAMP

Rueda de bicicleta con taburete, Desnudo bajando la escalera, La fuente

El fin de la guerra y el ambiente de libertad generado por la República de Weimar dió lugar a un nuevo grupo dadá en Alemania, a partir de 1919. El movimiento dadá berlinés pasará a la historia por la incorporación de las nuevas técnicas artísticas de difusión de ideas entre las masas, principalmente el fotomontaje. Los dadaístas utilizaron la técnica del fotomontaje y del collage para plasmar la realidad que les circundaba, utilizando material visual sacado de los medios de comunicación.

.

How do you say in English...?

Related Posts with Thumbnails